Archivo para Paranoico

¿Creéis en el Destino?

Posted in El Porque De Las Cosas, Reflexiones with tags , , , on 8 noviembre, 2010 by Marga

¿Cuéntas veces hemos oído y dicho “fue cosa del destino” o “el destino está escrito”? Se define como el poder sobrenatural que, según se cree, guía las vidas de cualquier ser de forma necesaria y a menudo es fatal, es decir, inevitable o ineludible. Desde un punto de vista escéptico y tras esta definición, muchas personas dirán que esto no puede ser, que las personas tomamos nuestras propias decisiones y así van dirigiendo su vida y no algo sobrenatural, pero… ¿Por qué elegimos un determinado camino y no otro? ¿Por qué conocemos a determinadas personas? ¿Por qué vivimos situaciones agradables y desagradables, si todas las situaciones las hemos elegido con todas sus consecuencias? Todas estas preguntas desde un modo más filosófico y con ello más científico se puede explicar con la teoría de la causalidad.

El destino se relacionaría con la teoría de la causalidad que afirma que «toda acción conlleva una reacción, dos acciones iguales tendrán la misma reacción». Nada existe por azar al igual que nada se crea de la nada. Todo tiene una causa, y si tiene una causa estaba predestinado a existir desde el momento en que la causa surgió. Debido a que la inmensa cantidad de causas es impensablemente inmensa, nos es imposible conocerlas todas y enlazarlas entre sí. (Si está wikicopieado, pero me ha gustado tanto que paso de explicarlo peor con mis palabras).

DESTINO ALEGRE

Nos han abandonado en medio del camino.
Entre la luz íbamos ciegos.
Somos aves de paso, nubes altas de estío,
vagabundos eternos.
Mala gente que pasa cantando por los campos.
Aunque el camino es áspero y son duros los tiempos,
cantamos con el alma. Y no hay un hombre solo
que comprenda la viva razón del canto nuestro.

Vivimos y morimos muertes y vidas de otros.
Sobre nuestras espaldas pesan mucho los muertos.
Su hondo grito nos pide que muramos un poco,
como murieron todos ellos,
que vivamos deprisa, quemando locamente
la vida que ellos no vivieron.

Ríos furiosos, ríos turbios, ríos veloces,
(Pero nadie nos mide lo hondo, sino lo estrecho.)
Mordemos las orillas, derribamos los puentes.
Dicen que vamos ciegos.

Pero vivimos. Llevan nuestras ,aguas la esencia
de las muertes y vidas de vivos y de muertos.
Ya veis si es bien alegre saber a ciencia cierta
que hemos nacido para esto.

José Hierro, “Tierra sin nosotros” 1947

Leí este poema y me hizo pensar en la existencia del destino, ya que hagamos lo que hagamos nuestro destino final es perecer (aunque podamos influenciar con nuestros actos) y eso no lo puede decidir nadie, entonces… ¿existe o no?

Muchas veces pensamos  en experiencias vividas, elecciones y decisiones que en un principio consideramos vanales, pero que con el paso del tiempo reflexionamos y valoramos la importancia que tuvo esa decisión, te asombras y estás feliz o defraudado por la consecuencia. Si el camino lo elegimos nosotros por creer la mejor opción, ¿por qué ocurre que haya un arrepentimiento de aquella actuación? ¿Será por la influencia del destino y que de una manera u otra, independientemente de tu elección, llegarás al mismo fin, porque era lo que estaba planeado? No sé, personalmente no creía en el destino, pero… con el paso del tiempo y experiencias, me lo estoy empezando a plantear.

¿Habéis tenido alguna vez cierto interés por algún lugar que os llamara la atención? ¿Cuando pasáis siempre por un mismo sitio y os fijáis en algún edificio, bar, jardín,etc, y os habéis interesado por ello sin ninguna explicación aparente? Es curioso, pero creo que a todo el mundo le habrá pasado alguna vez. A mí me pasó, de camino a casa siempre me quedaba mirando a ciertos lugares que me atraían sin ningún motivo aparente, actualmente todos aquellos sitios están interrelacionado con una razón común y de gran relevancia en mi vida. ¿Estaba predestinado o fue simple casualidad? Como mente científica y fría, en mi opinión, nada pasa por casualidad, aunque choque un poco con el término sobrenatural que se le da al destino.

En fin… el caso es emparanoiarme con lo que sea…pero, ¿a que es paranoico?