Archivos para Relato

La Historia De La Caca

Posted in Escatologia with tags , , , , , on 23 mayo, 2010 by Jules De San Juanix

Desde que existen los seres vivos, estos por medios que ya sabemos han necesitado evacuar toda la porquería que se meten por el hocico.

Pero la mayoría de la gente desconoce a donde ha ido toda esa mierda, la verdad es que la mierda es un ser que no razona pero al fin y al cabo un ser vivo. Las cacas vivientes siendo una de las películas mas famosas sobre la historia de la caca. En fin… Se han de preguntar a donde va la caca, a continuación se los describiré.

La caca desde esas épocas que anteriormente describía, iba directo hacia los ríos, por si no lo saben las cacas cuando no son vistas sacan unas patitas que les ayudan a ir directo a una corriente de agua. Estas cacas buscan agua para poder vivir, ya que si están mucho tiempo al aire, las cacas automáticamente mueren. Las queridas caquitas crearon una ciudad llamada Cacopolis, donde un héroe llamado Cacman salvo a las demas caquitas de “tocar aire”, así de dicen a su muerte. Y esta raza de cacas han estado planeando atacar el mundo humano, para apoderarse de nosotros, porque? se preguntan todavía porque??? ósea!!! nosotros que hacemos estos hijitos tan hermosos los vamos a tirar por el excusado! les parece tan monstruosoo que quieran venir a matarnos? Existe un rey, el Rey Caca así como la Reina estos han tratado de ser pacifistas, pero el pueblo Cacal, definitivamente quiere venir a matarnos. No tenemos datos mas recientes pero las cacas tienden a la inmortalidad al parecer, no hemos encontrado otra forma de acabar con ellas, solo cuando las cagamos podemos eliminarlas sin llevarlas a la corriente. Así que tomen las precauciones y caguen en la calle directamente y en publico. No dejen que las cacas lleguen a una corriente de Agua. Salvemos al mundo, caguemos donde sea. La mierda sale por el culo y empieza a follar.

El Tiburon

Posted in Historias De Meretrices, Relatos Cortos with tags , , , , on 20 mayo, 2010 by Francis Er Fary

Dicen los sabios que la realidad siempre supera a la ficción, y aquí estoy yo para contaros una de esas historias que aparte de demostrar que esto es ciertos pondrá los vellos de punta hasta el  extremo de tener que echaros gomina en los brazos.

Una tarde estaba esperando en mi casa antes de ir a por mi novia y sus padres que querían ir de compras a uno de estos centros comerciales que tienen supermercado y 1.000 tiendas de todo tipo. Como en otras tantas ocasiones me tocaba hacer de chófer y mozo de carga y descarga para esa “maxicompra”.

Mientras se acercaba la hora de ir a por mi familia política me puse a  por Internet en páginas de un nivel cultural asombroso (donde ponen testimonios gráficos sobre anatomía femenina, y sexualidad), tanta hambre de cultura acabo pasando factura y comencé a sentir un color interno como cuando te comes un plato de lentejas en un día de terral del mes de agosto, así que decidí irme a recorrer mundo y conocer geografía sin salir de mi ciudad. Fui a un lugar donde habitan señoritas de todos los continentes pero cuya moral esta un poco “distraída”

Por allí paseaba en mi coche con mi CD de Falete sonando a todo volumen cuando vi a una chica que nada más verla llamo mi atención. Era alta, morena, pelo corto con los ojos grandes, así que sin dudarlo la invite a pasar a mi utilitario. Una vez dentro le quite los zapatos, la ropa, su tanguita,…Pa que mierda le quite na!!! Joder le cogí tol premio gordo!!! Vaya peaso de tiburón que tenía!!!

Ante tan horrenda visión abrí la puerta del coche y “lo” eche del auto a empujones y puñetazos, sin tiempo a más acelere pa olvidar esa horrible visión de mi mente.

Ya era la hora de ir a por mi novia y mis suegros así que pase por su casa y los recogí. Yendo de camino al centro comercial intente meterle mano a mi novia que iba sentada justo detrás mía, al lanzar mi brazo hacía el asiento trasero note un extraño objeto en el suelo…Ostia el zapato del travelo!!! Tanta prisa por echarla….

En un gran acto de astucia y agilidad mental por mi parte logre despistar a todos los que iban en el coche: “Mira 2 tíos peleándose en la otra acera”. Todos miraron y me dio tiempo a arrojar el zapato por la ventana opuesta. Vaya alivio!!!

Una vez llegados al parking del centro comercial nos bajamos todos del coche, pero mi suegra continuaba dentro del auto, me extraño mucho así que me acerque hasta ella y le pregunte: “¿Qué vamos a comprar leche, garrafas de aceite..?”. Ella me miro y me dijo: “mejor llévame a una zapatería que no se donde mierda he puesto mi zapato”.